volver a tu

CENTRO VACÍO

La dimensión espiritual de las Constelaciones

"Básicamente, la meditación es una forma de volver a nuestro propio centro, el fundamento de nuestro propio ser, y permanecer allí, quieto, en silencio, atento" John Main

Bert Hellinger menciona una y otra vez en sus textos, en sus talleres, y a lo largo de todas sus ricas y profundas enseñanzas, la necesidad de aquietamiento, de recogimiento, de centramiento. 

No podría ser de otra manera. Bert Helllinger fue y es un hombre esencialmente contemplativo. La fuerza de su trabajo y de sus comprensiones provienen (él mismo lo dice) de la profunda sintonía con lo que él, y el taoísmo llaman El Centro Vacio: "Cuando deseo lograr algo a un nivel profundo, tengo que recogerme mucho más profundamente. Este recogimiento se dirige a un centro vacío. Así estoy en contacto con algo sanador que no puedo explicar. No obstante, se muestra por sus efectos" (Bert Hellinger)

En el 1* Congreso de Intercambio y Actualización de la Fundación de Constelaciones Familiares de Argentina, Tiuu Bolzsmann (quien fue pionera en Argentina en el trabajo de Constelaciones Familiares, trayéndolas a nuestro país), confirmó que Bert aun hoy día mantiene su práctica contemplativa iniciada en sus años de religioso jesuita. 

Volvemos en HUMANO a las raíces fundacionales de nuestra práctica. Siguiendo el ejemplo de nuestro maestro Bert Hellinger, y respondiendo también a una necesidad profunda de silencio interior, en HUMANO consideramos indispensable la meditación contemplativa como parte de nuestra Formación de Facilitadores de Constelaciones Humanistas, y promovemos su práctica sistemática y fiel. 

Siguiendo la rica tradición contemplativa del Cristianismo primitivo, proponemos la metodología de la Meditación Cristiana, como uno de los tantos caminos por los que se puede acceder a la fuente del Espíritu.

Sesiones privadas de Consultoría Psicológica Sistémica

Rondas de Constelaciones Familiares con Orientación Humanista

Formación Virtual de Facilitador de Constelaciones Humanistas

Encuentros de Oración Contemplativa

el centro vacío y la

oración contemplativa

según el método de la Comunidad Mundial para la Meditación Cristiana

Comienza:

  • Busca un lugar silencioso.

  • Siéntate con tu espalda derecha, permanece quieto.

  • Cierra tus ojos suavemente y empieza a recitar tu palabra, oración, o mantra, silenciosamente, interiormente y amorosamente durante todo el tiempo de tu meditación: MARANATHA

  • Repite la palabra "Ma-ra-na-tha." Dílo con 4 sílabas con igual énfasis y con fervor.

  • No pienses en el significado de la palabra.

  • Presta total atención a su sonido durante todo el tiempo de tu meditación, desde el principio al final.

  • Si surge una distracción, simplemente regresa a tu mantra.

  • Medita por 20 a 30 minutos cada mañana y cada noche, cada día de tu vida.

  • Solo repite la palabra.

  • La meditación es la forma de oración pura marcada por el silencio, la quietud y la simplicidad.

Recuerda:

  • No juzgues la calidad de tu meditación.

  • No busques experiencias de ningún tipo.

  • No busques ni midas resultados.

  • Manténte fiel a tu práctica

  • Cualquier beneficio seguramente emergerá gradualmente y luego de mucho tiempo. 

“La maravilla y belleza de la oración, es que nuestro corazón se abre tan naturalmente como el abrirse de una flor” John Main OSB

​© 2018 por Clor. Agustina Ribicic

Creado con Wix.com

  • w-facebook
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now